Locomotoras UB10 Babcock Wilcox-GEE para los Ferrocarriles de Guatemala


Año 1969. Puerto de Santurce, Vizcaya.

Texto: Asier Ortega Murga y Luis Fernando Blázquez Morales.

Babcock & Wilcox Limited (B&W). Empresa industrial británica, creada en Londres en 1891 como filial de la norteamericana Babcock & Wilcox Company. Ésta la habían formado en 1867, en Providence (Rhode Island), George H. Babcock (1832-1893) y Stephen Wilcox (1830-1893) para fabricar una caldera tubular de vapor, segura y de gran eficiencia, inventada por el último. En 1881, la compañía abrió una oficina de ventas en Glasgow (Escocia) dedicada a proporcionar a industriales de la región componentes para calderas. En 1885, las primeras calderas Babcock & Wilcox completas eran producidas en una fábrica de Kilbowie (Escocia). Para 1887, la empresa había abierto otras oficinas en Inglaterra (Londres y Manchester), además de introducirse en Francia, Australia y Bélgica.

En 1891, fue creada Babcock & Wilcox Ltd. como división internacional de la entidad americana (concentrada ésta en los EE.UU. y Cuba), con un capital de 240.000 libras (ampliado a 1.575.000 en 1900). En 1895, abrió su propia fábrica en la localidad escocesa de Renfrew. A partir de entonces, destacó en producir calderas para estaciones eléctricas (1900), barcos (1913) u hogares (1914). Igualmente, creó diversas empresas en otros países del extranjero como Alemania (1898), España (1918) o Canadá (1923) y para 1936 tenía presencia ya en Japón, México y Brasil. En 1913, obtuvo en concurso el uso del astillero escocés de Rosyth. Durante las dos Guerras mundiales, B&W no sólo abasteció con sus calderas a los buques de guerra británicos, sino que se dedicó a repararlos en Rosyth, además de fabricar municiones y tanques. En 1924, adquirió parte de la siderurgia inglesa Clayton & Shuttleworth. En 1942, B&W sacaba el horno “Cyclone”, un aparato que permitía aprovechar calidades de carbón no apropiadas para una combustión pulverulenta. 

En los años 50, se introdujo en la tecnología nuclear. En 1959, B&W tomó parte en la construcción de la central atómica nuclear de Calder Hall, la primera de Reino Unido, a la que seguirían otras como las de Hinkley Point y Winfrith (1967).  En 1961, contaba con 16000 empleados, seis compañías subsidiarias y una amplia diversificación productiva (calderas industriales y domésticas, plantas nucleares, pulverizadores de combustible, grúas, cintas transportadoras). En 1968, se hacía con la compañía británica Muir-Hill, fabricante de tractores. Entre ese año y 1974, el valor de las ventas pasó de 100 a 248 millones de libras. En 1975, empleaba a 37000 personas en todo el mundo (casi un 60% en Reino Unido), con 80 negocios subsidiarios y presencia en otros once países (Finlandia, Holanda, Italia, Suecia, Argentina, Venezuela, India, Singapur, Nueva Zelanda, Sudáfrica, Zambia o los propios EE.UU.), así como una oferta aún más diversificada (fabricación de acero, construcciones mecánicas, plantas químicas y procesadoras, acarreo de módulos y grandes masas, servicios y equipamientos para la construcción, maquinaria de cableado).

Convertida en Babcock International Ltd. (1979), se transformó en sociedad anónima (1982). En 1985, trabajaban para ella 26000 personas y facturó 1100 millones de libras. Dos años después, se fusionó con FKI Electricals plc, empresa británica de ingeniería eléctrica, para dar lugar a FKI Babcock plc, disuelta en 1989. En 1990, ya como Babcock International Group, comenzó a fabricar túneles de viento y propulsores navales. A principios de la década, adquirió diversas empresas de Reino Unido y Suecia (renovación de vagones, sector energético, ingeniería naval). En 1994, creaba Babcock Rosyth Defence, dedicada a la reforma y reparación de navíos de la marina de guerra británica. Sin embargo, Babcock había entrado ese año en pérdidas (42 millones de libras). Casi un tercio de las mismas procedían de la división energética (calderas), por lo que ésta fue vendida en 1995 a la compañía japonesa Mitsui Engineering & Shipping (por 56 mill. £). Aquel año, Babcock se introdujo en la industria petrolífera con vistas a construir plataformas en China. En 1996, adquiría definitivamente del gobierno británico la propiedad de los astilleros de Rosyth. Para entonces, tenía 10000 empleados y 25 oficinas en todo el mundo. A partir de 2000, ha dejado de ser una compañía de ingeniería industrial en sentido estricto para ofertar múltiples servicios de mantenimiento de la infraestructura de diversos sectores (industria naval y de defensa, ferrocarriles, energía nuclear, redes eléctricas, aeropuertos). Actualmente, tiene 17000 empleados (Reino Unido, Sudáfrica, América del Norte y Australia).

En 1867, en Providence, Rhode Island, Stephen Wilcox y su socio George German Babcock patentaron la caldera Babcock & Wilcox, que utilizaba tubos capaces de generar mayores presiones y resultó más eficaz que los diseños existentes.

En 1902, el Metro de Nueva York fue el primero en el mundo alimentado con las calderas de B & W.

Entre 1943 y 1945, B & W colaboró con componentes, materiales y tecnología para el Proyecto Manhattan. Vinculada a la energía nuclear, la empresa también diseñó y fabricó componentes para el USS Nautilus, el primer submarino nuclear, y en 1962 diseñó y equipó los sistemas de reacción del primer reactor de la aviación comercial, el Indian Point, utilizando uranio enriquecido 233.

En 1979, B & W diseñó y construyó el reactor nuclear que estuvo involucrado en el accidente de Three Mile Islan. A pesar de ello, ha continuado desarrollando y perfeccionando reactores nucleares para otras muchas plantas nucleares en todo el mundo.

Sección de España.

Durante la Primera Guerra Mundial, las dificultades de la Compañia de los Caminos de Hierro del Norte para adquirir nuevas locomotoras, impulsaron a la empresa ferroviaria a crear una sociedad especializada en la construcción de locomotoras de vapor. Por ello se creó, el 1 de marzo de 1918, la Sociedad Española de Construcciones Babcock y Wilcox.Las principales fábricas fueron instaladas en la vega de Galindo, en Sestao, cerca de Bilbao, en cuyo entorno este grupo ha sido conocido popularmente como la Balco. El complejo de fábricas de Babcock & Wilcox de Galindo ocupó también terrenos pertenecientes a San Salvador del Valle. Además la empresa tuvo minas de hierro y una central térmica de 6000 KW. en Galdames.

Norte realizó un primer pedido de 15 máquinas en 1922, según un prototipo inglés. Más tarde, la empresa construyó numerosas unidades modelo 400/4400, y más tarde emprendió la fabricación de locomotoras industriales (para Langreo, Asland y Juntas de Obras de varios puertos), así como, a partir de 1928, locomotoras eléctricas. Después de la gerra civil, Babcock se encargó de reparar 173 locomotoras dañadas durante el conflicto. Babcock, con su entrega a Renfe de la 282 f 0430 el 18 de abril de 1961, fue la última empresa que construyó locomotoras a vapor en España.

Además de locomotoras de vapor y diésel, las plantas de Sestao construyeron calderas de vapor, tubos, turbinas hidráulicas, automotores eléctricos y diésel, motores marinos, engranajes, válvulas y otros equipos.Muchos encargos vinieron del extranjero, pero también de Vizcaya como las estructuras de los puentes levadizos de Deusto y del ayuntamiento, en Bilbao, la refinería de Petronor en Muskiz, la central nuclear de Lemóniz.

Entre 1961 y 1981 el investigador español Gregorio Millán asumió el puesto de director general de Sociedad Española de Construcciones Babcock-Wilcox y presidente de Babcock & Wilcox de Portugal.

En 1976 alcanzó su plantilla máxima con 5250 empleados.

La crisis del petróleo de los años setenta provocó una crisis del sector de bienes de equipo, afectando a la Babcock & Wilcox, que suspendió pagos en 1977. Dada su elevada plantilla y la importancia de tenía en otras industrias de la región, el Estado la rescató y el Instituto Nacional de Industria se hizo con todas sus acciones en 1983. En 1992, el INI se dividió en empresas sin y con beneficios, y BWE pasó a este último grupo en manos de la sociedad anónima Teneo, tras desgajarse la división de tubos.

Tras el cierre de la factoría de Sestao, la actividad de Babcock Wilcox Española S.A. (filial al 100% de The Babcock & Wilcox Company) se centra en la construcción llave en mano de centrales térmicar y de ciclo combinado. 

Anuncios

Acerca de franerandio

No dejo de aprender día a día.
Esta entrada fue publicada en Locomotoras diésel y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Locomotoras UB10 Babcock Wilcox-GEE para los Ferrocarriles de Guatemala

  1. MarcelinoT dijo:

    En estas locomotoras U10B para Guatemala se fijó la dirección del ferrocarril del Tajuña,eran prácticamente iguales,únicamente cambiaba el motor diésel,que fue de la marca francesa SEMT Pielstick modelo PA V8 con una potencia de 1200cv. Lo que hizo que fuesen del nuevo modelo U11B,el motor dio bastantes problemas al principio,que en parte se solucionaron.pero en general dieron un resultado satisfactorio,locomotoras simples y robustas….

  2. Prezado,
    teria fotos das Macosa EMD G22U e G22CU fabricadas para o Brasil – RFFSA?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s